El Cómo actúa el Rolfing®

El Rolfing permite, a través de las manipulaciones profundas que se ejercen sobre el tejido fascial, una optimización y reeducación del movimiento corporal así como un equilibrio natural del cuerpo teniendo siempre en cuenta la influencia que ejerce la gravedad sobre nosotros en el día a día.  

Las presiones que se ejercen sobre el tejido fascial generan calor y activan los receptores sensoriales, lo cual suaviza el tejido, volviéndole más maleable y favoreciendo su organización, rendimiento y funcionamiento.