El ejercicio físico nos ayuda a prevenir el cáncer o a mejorar nuestra calidad de vida si nos enfrentamos a él

Cada vez son más los estudios que ahondan en esta enfermedad con el fin de que tomemos conciencia y empecemos a cuidarnos un poco más. Y es que, según los últimos datos publicados por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), 1 de cada 2 hombres y 1 de cada 3 mujeres tendrán cáncer en España. ¿Debemos asustarnos? Sinceramente, es mucho más efectivo cambiar nuestro estilo de vida que entrar en pánico.

¿Cómo podemos hacer esto? Pues la verdad es que es mucho más sencillo de lo que imagináis. Existen muchos factores que pueden ayudarnos a disminuir la probabilidad de padecer esta enfermedad o aumentar nuestra calidad de vida en caso de estar enfrentándonos a ella. Algunos ejemplos son la alimentación o el ejercicio físico.

Y precisamente hoy vamos a hablar de este último para que veáis todo lo que se puede conseguir con un poquito de esfuerzo. ¡Allá vamos! :)

Ya sabemos que el deporte es muy beneficioso para nuestra salud a nivel físico y mental. Pero… ¿En qué nos ayuda el deporte frente al riesgo de padecer cáncer? Creemos que con los datos que vamos a dar vais a quedaros más que convencidos…

Estudios científicos demuestran que la inactividad física es la principal responsable de más del 20% de los cánceres, en especial el de mama y el de colon, en los cuales se provoca un aumento del 70% del riesgo a padecerlos.

Intuimos que no necesitamos más datos para ponernos en marcha… ¿Verdad?

Ahora bien, ¿Qué tipo de ejercicio debemos hacer?

Aquí es donde no nos tenemos que volver locos. Todo depende del nivel que tengamos en ese momento. Lo más importante es que seamos constantes y empecemos de forma progresiva.

Lo óptimo es que, inicialmente, dediquemos 15-30 minutos cada día a alguna actividad sencilla, como caminar o correr. Poco a poco iremos subiendo el nivel, no sólo sobre el tiempo sino también sobre la intensidad del ejercicio.

¿Y si algún día nos entra la pereza? Pues muy sencillo. Volvemos a leer este post, miramos bien los números y recordamos que ¡hacer poco siempre es mejor que no hacer nada! ;)

¿Y si ya estamos padeciendo la enfermedad?

En este caso el deporte también será nuestro gran aliado. ¿Por qué? ¡Atentos! Diversos estudios han demostrado que algunos de los síntomas más comunes como las náuseas, la sensación de cansancio, las alteraciones en el sueño, el dolor o la ansiedad mejoran significativamente en caso de realizar ejercicio varios días a la semana (caminar, gimnasia de mantenimiento…). ¿Creemos que merece la pena probar, no?

Eso sí, no debemos olvidar que es indispensable consultar con nuestro médico qué rutina es la más adecuada para nosotros. Y aunque al principio no tengamos la resistencia y la fuerza que nos gustaría (sobre todo en los días de tratamiento y algunos posteriores), no perdáis la paciencia y daros tiempo…Ya veréis como poco a poco notáis que vuestra calidad de vida mejora por momentos :)

Así que, ¡Ánimo! Coged fuerzas, levantaros del sofá y robadle al día tan solo 30 minutos para dedicárselos a lo más importante que tenemos… Nuestra salud.

Y recordad… Al cáncer… Se le puede ganar la batalla  ;)

Resumen
Nombre del artículo
El ejercicio físico nos ayuda a prevenir el cáncer o a mejorar nuestra calidad de vida si nos enfrentamos a él
Autor
Descripción
1 de cada 2 hombres y 1 de cada 3 mujeres tendrán cáncer en España. ¿Debemos asustarnos? Sinceramente, es mucho más efectivo cambiar nuestro estilo de vida que entrar en pánico.