Los bebés que pasan parte del tiempo boca abajo tienen mejor desarrollo motor



Esta afirmación, a pesar de parecer evidente, es un concepto no entendido ni aplicado por muchos padres que, ante el miedo de que a sus hijos les pase algo (golpes, muerte súbita, etc.) evitan colocar a sus hijos en esta postura.

Los niños, durante el primer año de vida, deben pasar parte del tiempo boca a abajo sólo cuando están despiertos y vigilados ya que deben dormir boca arriba para evitar una posible muerte súbita, ha indicado José Luis Pérez, profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, en su charla “Jugando boca abajo mejoras el desarrollo de tu bebé”. Entretenerse con ellos y estimularlos boca abajo contribuye a que los niños refuercen su musculatura y sostengan la cabeza, algo que suelen hacer hacia los tres meses.

En general, los padres no ponen a sus bebés boca abajo el tiempo suficiente, lo que ha provocado un aumento en la incidencia de deformaciones craneales (plagiocefalia posicional) y retrasos psicomotores.

Por eso, se ha llevado a cabo una investigación en el Hospital Universitario Materno Infantil de Canarias que ha permitido observar las anomalías en los niños que se trataban en fisioterapia pediátrica y que presentaban retrasos motores leves, plagiocefalias posicionales (deformidades craneales del bebé) y tortícolis.

Todos ellos tenían un nexo común: los padres impedían ponerles boca abajo para evitar el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante. “Este síndrome es la causa de muerte más frecuente del lactante entre las dos semanas y un año, aunque la mayor incidencia se da entre el segundo y el cuarto mes de vida, pero siempre cuando el bebé está dormido. Por tanto, nosotros defendemos que el bebé debe dormir boca arriba, pero cuando está despierto y vigilado, es recomendable ponerle en otras posiciones y progresivamente boca abajo”, resalta el especialista.

FUENTE: Agencia EFE

Compártelo!
© Copyright - Todos los derechos reservados ©2002 - Consultoría de Fisioterapia Valle36