Matronatación/Natación, el ejercicio más recomendable para prevenir el dolor de espalda entre los escolares

Comienza el curso para los peques de la casa y, con la vuelta al cole, también debemos pensar en prevenir los posibles problemas de espalda que puedan surgir como consecuencia del gran peso que llevan en sus mochilas: libros, carpeta, estuches… ¿no os parece?

La recomendaciones más importantes en la prevención del dolor de espalda entre los escolares son hacer ejercicio, evitar que el peso de las mochilas supere el 10% del peso corporal y mantener el mayor grado de actividad física que sea posible. ¡Perfecto! ¿Y qué podemos hacer los padres?

“Nosotros recomendamos que apunten a sus hijos a matronatación/natación, por sus importantes beneficios frente a otros deportes. Nos permiten trabajar los dos lados del cuerpo por igual y ejercitar toda la musculatura corporal fortaleciendo, así, la espalda”
Álvaro Bargues, fisioterapeuta y director de valle36.

Si tenemos en cuenta que los expertos dicen que se previene el dolor de espalda realizando 4-5 horas de ejercicio a la semana… ¿es fácil conseguirlo?

“La ventaja es que los niños no paran y se mueven constantemente, eso sí, elegir una rutina en donde nos aseguremos que nuestro hijo realiza un ejercicio de manera regular y supervisado por especialistas es una opción muy recomendable”
Álvaro Bargues, fisioterapeuta y director de valle36.

Además, lo bueno de éstas actividades acuáticas no son exclusivamente preventivas, también terapéuticas. En el caso en que aparezca alguna patología de espalda, lo que hay que hacer es ponerse en manos de profesionales para que, de manera individualizada, nos den las pautas de tratamiento más eficaces para tratar al pequeño que, en grandes rasgos, se basarán en flexibilizar la columna vertebral y potenciar el tronco.

Para hacer en casa…

“Una manera de flexibilizar la columna es haciendo el ejercicio “del gato”, que consiste en colocar al niño en cuadrupedia (cuatro patas) y hacer que hunda la espalda, es decir, que lleve la tripa hacia el suelo para, después, hacer lo contrario, llevar la espada hacia el techo”, recomienda el especialista. “Respecto a los ejercicios de tonificación, es necesario que se hagan siempre bajo supervisión del fisioteapeuta para no agravar la lesión”
Álvaro Bargues, fisioterapeuta y director de valle36.

Aunque no lo creamos, cargar con un peso excesivo es perjudicial para los niños, más que a corto plazo (dolores puntuales) a largo plazo, ya que pueden aparecer alteraciones en la columna vertebral, bien en forma de escoliosis o hipercifosis dorsal.

“El problema de estas alteraciones de la columna es que no suelen presentar molestias en edad infantil, sino que comienzan a manifestarse en la edad adulta. Y ahí está el problema ya que cuando aparece el dolor y se realizan las pruebas, muchas veces es tarde para poder poner remedio”
Álvaro Bargues, fisioterapeuta y director de valle36.

La combinación de peso en las mochilas, la mala forma al llevarlas y la tendencia postural de los niños es el cóctel que precipita muchas de las molestias que arrastramos de espalda en la edad adulta.

“En un primer momento pueden aparecer molestias musculares que nos ponen sobre la pista del exceso de peso en las mochilas. Si estos síntomas perduran en el tiempo, habrá que consultar con el traumatólogo para que le valore la espalda y, si lo considera necesario, le mande una telerradiografía para poder ver la morfología de la columna vertebral”.
Álvaro Bargues, fisioterapeuta y director de valle36.

Ya conocéis el dicho ¡más vale prevenir que curar! Así que intentad que vuestros hijos estén activos y hagan ejercicio. Así descargarán la tensión de la espalda y la ejercitarán para evitar que les duela.

¡Que tengáis una feliz vuelta al cole!

Resumen
Nombre del artículo
Matronatación/Natación, el ejercicio más recomendable para prevenir el dolor de espalda entre los escolares
Autor
Descripción
Comienza el curso para los peques de la casa y, con la vuelta al cole, también debemos pensar en prevenir los posibles problemas de espalda que puedan surgir como consecuencia del gran peso que llevan en sus mochilas: libros, carpeta, estuches… ¿no os parece?